El Poder de los Libros en la Era Digital: Descubriendo la Verdadera Fuente de Conocimiento

Soy un apasionado del conocimiento; me encanta la idea de aprender constantemente y poner esos conocimientos al servicio de mi familia, mi comunidad y, por qué no, del mundo. De igual manera, soy un adicto a Internet. Para mí, Internet es como una ventana al mundo que ofrece la mayor parte del conocimiento de la humanidad al alcance de una pantalla. Por esta razón, Internet se ha convertido en mi principal fuente para adquirir conocimientos. Paso horas leyendo artículos, escuchando podcasts, etc.

Tengo un grupo selecto de personas a las que admiro y escucho con frecuencia (en internet). Me llama la atención que todos ellos coinciden en un consejo: leer libros. A pesar de mi gusto por la lectura, en los últimos años he recurrido directamente a Internet cuando necesito conocimiento y he dejado de leer libros. Sin embargo, siguiendo los consejos de mis “mentores digitales”, decidí descargar un par de libros y leerlos.

Al terminarlos, comprendí perfectamente por qué, a pesar de Internet y las redes sociales, los libros siguen siendo la mejor herramienta para adquirir conocimiento. Los libros te muestran cosas que no sabías que existían, que desconocías que te interesaban o que simplemente ignorabas.

Permíteme explicarlo de manera más detallada: cuando buscas información en Internet, ya tienes en mente lo que deseas encontrar. Lo introduces en Google y lees sobre el tema. Las redes sociales son aún peores, ya que los algoritmos saben lo que te gusta y te muestran contenido similar, lo que te atrapa en una especie de zona de confort, donde todo es familiar y exactamente lo que buscas; de esta manera, es difícil encontrar algo nuevo, otros puntos de vista o perspectivas que desafíen tus valores y creencias.

No obstante, los libros son diferentes. Los libros no tienen algoritmos, no tienen motores de búsqueda; te sumergen en la aventura que el autor ha diseñado para ti. Claro, si quieres aprender sobre un tema en particular, como la astronomía, buscarás un libro de astronomía. Sin embargo, la perspectiva y las experiencias del autor te llevarán a descubrir muchas historias y datos colaterales que normalmente Internet no proporciona.

Puede sonar a un cliché del pasado, pero les aseguro que los libros siguen siendo la mejor fuente de conocimiento que existe. Si estás leyendo esto, te invito a hacer una prueba: elige un tema que te apasione y durante una semana investiga todo lo que puedas sobre ese tema en Internet, escucha podcasts, sigue a influencers en redes sociales, mira videos relacionados en YouTube. Luego, la semana siguiente, elige un libro sobre el mismo tema y léelo. Finalmente, escríbeme para compartir cuál de las dos experiencias te aportó más.

¿Te gustó este post? ¡Compártelo en tus redes!